Testamentos: sobre la hipotecas de inmuebles

Escrito respecto a las hipotecas de los inmuebles de la herencia, la herencia yacente y los embargos.

Previamente en la parte V expliqué sobre los testamentos en lugares de epidemias graves, los testamentos hechos en buque de guerra, los testamentos hechos a bordo en el curso de un viaje y los testamentos de militares que se encuentren enfermos o heridos

Hipotecas de los inmuebles de la herencia

Las hipotecas de los inmuebles de la herencia, otorgados a favor de los acreedores del heredero y la enajenación de esos inmuebles, aunque estén registrados, no perjudican los derechos de los acreedores del de cujus ni el de los legatarios, siempre que unos y otros hayan llenado los requisitos establecidos en la Ley  y en los plazos que allí se expresan.

El plazo para la separación de los bienes es de cuatro meses del patrimonio del heredero y del de cujus.

Si un heredero vende un inmueble, mientras se tramita la separación de patrimonio la venta es nula, a pesar de estar registrada.

El heredero puede impedir o hacer cesar la separación de patrimonio, pagando a los acreedores y legatarios, o dando caución suficiente para el pago de aquellos cuyo derecho estuviere pendiente de alguna condición o de algún plazo o fuere controvertido.

Es necesario, indicar que lo concerniente a las hipotecas, es aplicable al vínculo que se deriva de la separación de patrimonio, siempre que se haya verificado el registro legal de los inmuebles.

Se podrán ejecutar y obviamente llevar a remates los inmuebles de la herencia, si los acreedores lo requieren para cobrar sus acreencias teniendo los derechos que la Ley otorga a los acreedores hipotecarios.

En los inventarios, se formará describiendo con exactitud todos los bienes y firmarán el acta el Juez, el Secretario y dos testigos

Los interesados firmarán también el inventario y en caso de que no pudieran hacerlo se expresará esta circunstancia.

Las disposiciones generales en cuanto a la formación del inventario, se llevarán a cabo de acuerdo con las normas del Código de Procedimiento Civil y el Código Civil.

En tal sentido, esas disposiciones legales se explicarán de la siguiente manera:

Embargo

Para practicar el embargo el Juez procederá de la siguiente manera:

El Juez se trasladará al sitio donde este situado la cosa objeto del embargo y procederá a notificar al ejecutado o a cualquier otra persona que se encuentre en el sitio donde esté constituido el Tribunal.

Se declarará consumada la desposesión jurídica del ejecutado y entregará la cosa por inventario al depositario que nombrará, previamente, levantando un acta que contenga la descripción de las cosas embargadas y las demás circunstancias del acto.

Tal como lo describe la Ley Sobre Deposito Judicial.

Se deben tomar en cuentas lo establecido en el Código Civil, en cuanto de la nupcias de quienes tengan menores de edad bajo su potestad.

Todo lo concerniente del ejercicio de la tutela, relativo a que el tutor tiene la guarda de la persona del menor, es su representante legal y administra sus bienes.

Lo concerniente a la posesión provisional deberá darse por formal inventario y los que la obtengan no podrán sin autorización judicial dada con conocimiento de causa ejecutar ningún acto que traspase los límites de una simple administración.

Los ascendientes y descendientes y el cónyuge que tengan la posesión provisional, hacen suyo el producto integro de las rentas de los bienes del ausente desde el día en que obtuvieron la posesión.

Las demás personas harán suya la mitad de dichas rentas en los 5 primeros años, a contar desde el día que obtuvieron la posesión y harán suyo el total de dichas rentas después de este plazo.

El Juez si lo creyere conveniente acordará la venta en la totalidad o en parte de los bienes muebles, determinando el empleo que deba darse al precio para dejarlo asegurado y cuidara de que se cumpla esa determinación.

También se debe mencionar de los derechos del usufructuario, en lo relativo a sus obligaciones.

El usufructuario tomará las cosas en el estado en que se encuentren, previo inventario y la descripción de los muebles e inmuebles sujetos al usufructo, con citación del propietario.

Los gastos serán a cargo del usufructuario.

Cuando se haya relevado al usufructuario de la obligación que se trata, el propietario tendrá derecho de hacer que se lleve a cabo el inventario y la descripción a sus expensas.

Igualmente, se tomará en cuenta del uso, de la habitación y del hogar.

Este derecho no podrá ejercerse sin caución previa y formal inventario de los muebles, y descripción del estado de los inmuebles, como es el caso de usufructo.

Podrá la autoridad judicial, dispensar de la obligación de la caución según las circunstancias.

De la herencia yacente

La herencia yacente, es cuando se ignora quienes son los herederos, los herederos ab-intestato y los testamentarios

El Código de Procedimiento Civil, nos indica que el nombramiento del curador de una herencia yacente se debe insertar en la orden de emplazamiento prevenida en las disposiciones del Código Civil.

En tal sentido, el curador nombrado debe realizar lo siguiente:

Antes de entrar en la administración debe dar caución, como lo indica el Código Civil.

Debe el curador prestar juramento de custodiar fielmente la herencia y de administrarla como un buen padre de familia.

Si los bienes pertenecieran a  extranjero y en el lugar donde se encuentren aquellos residiere algún Cónsul o Agente Consular de la nación a que aquel pertenecía, se citará a dicho funcionario y si quisiera  asumir la defensa y administración de la herencia.

Se hará en este funcionario consular su nombramiento de curador, pero si en tratados públicos celebrados con la nación a que pertenecía el difunto se dispusiera otra cosa, se observará lo que en ellos estuviere convenido.

Entre los aspectos resaltantes de la herencia yacente se encuentran los siguientes elementos:

Al ignorarse quien es el heredero o bien cuando han renunciado los herederos testamentarios o ab-intestato, la herencia se reputa yacente y se proveerá a la conservación y administración de los bienes hereditarios por medio de un curador.

Es importante resaltar que de no aparecer heredero pasara a ser propiedad del Fisco Nacional en calidad de herencia vacante si al cabo de un año no aparecen los herederos.

Es decir que a falta de todos los herederos ab-intestato, los bienes del de cujus pasan al patrimonio de la Nación, previo el pago de las obligaciones insolutas.

Cuando los llamados a suceder, son los colaterales diferentes a los hermanos y sobrinos, sucederán al de cujus.

El o los colaterales del grado más próximo excluyen siempre a los demás.

Los derechos de sucesión de los colaterales no se extienden más allá del sexto grado.

Los colaterales de simple conjunción gozan de los mismos derechos que los colaterales de doble conjunción.

Argumentado con la debida aclaratoria lo anterior, es importante expresar que el Juez de Primera Instancia con jurisdicción en el lugar donde se haya abierto la sucesión, nombrará el curador a petición de persona interesada o de oficio.

El curador está obligado a hacer formar el inventario de la herencia, a ejercer y hacer valer los derechos de esta, a seguir en los juicios que le promuevan, de administrarla y depositar en una entidad bancaria el dinero que se encuentre en la herencia.

Asimismo, el curador debe depositar en una cuenta bancaria el dinero producto de la venta de los muebles y de los inmuebles.

Es decir, a rendir cuenta de su administración.

El curador deberá dar caución por la cantidad que fije el Tribunal, sin la cual no podrá ejercer sus funciones.

En caso que la caución no sea suficiente para cubrir las resultas de la curatela, el Juez será responsable de los daños y perjuicios sobrevenida a los interesados.

El Juez deberá emplazar por edicto y por la imprenta si fuere posible, a los que se crean con derecho a la herencia, para que comparezcan a deducirlo.

Se deben señalar todos los bienes hereditarios.

Pasado un año después de fijados los edictos, sin haberse presentado nadie reclamando con fundamento su derecho a la herencia reputada yacente, el Juez la declarará vacante y pondrá en posesión de ella al empleado fiscal respectivo, previo inventario y avaluó que se hará de acuerdo al curador.

Esto es lo que se denomina herencia vacante.

Tus comentarios y preguntas los responderé tan pronto me sea posible

Este escrito es acorde al ordenamiento jurídico de Venezuela para la fecha de esta publicación, 28 de Marzo de 2018, si estás leyendo estás líneas es porque la ley al respecto sigue vigente, si llegase a cambiar, redactaré de nuevo el escrito

Entre muchos otros escritos, también están disponibles en este Blog:

 

 

 

 

 

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .