Secuestro: sobre los cómplices & beneficios de las víctimas

En este texto leerás sobre los cómplices en el secuestro y acerca de los beneficios de las víctimas de este delito

Cómplices

La Ley define al cómplice, como aquel que ejecute o realice cualquier actividad o suministre algún medio, destinado a facilitar la perpetración de los delitos previstos en la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión.

Por lo que serán sancionados con la pena que corresponda al tipo de delito cometido por el delincuente y será rebajado en una cuarta parte, siempre que dicha actividad no se adecue a la modalidad de autoría o determinación.

Los supuestos establecidos en esta norma jurídica, son: la ejecución de cualquier actividad destinado a facilitar la perpetración de los delitos previstos en la ley.

Que sean realizados por personas jurídicas, los mismos serán sancionados con las multas previstas en la ley que regula la materia y sus representantes serán sancionados conforme a lo establecido en la Ley Contra el Secuestro y la Extorsión.

Cuando el cómplice informe oportunamente a la autoridad correspondiente la realización de cualquiera de las actividades establecidas en este articulo, la pena prevista se rebajará en un tercio, por ayudar en la respectiva investigación.

Ahora bien, el Código Penal lo señala de manera clara y precisa cuando afirma, que aquellos que hayan participado en la comisión de un hecho punible, excitando o reforzando la resolución de perpetrarlo o prometiendo asistencia y ayuda para después de cometido.

También dando instrucciones o suministrando medios para llevarlo a cabo, al facilitar todo lo necesario antes de su ejecución o durante ella.

Es por ello, que encontramos muchos errores de técnica legislativa en la Ley Contra el Secuestro y Extorsión, por cuanto muchas de estas normas se encuentran tipificadas en el Código Penal.

En tal sentido, se puede observar la responsabilidad de todas aquellas personas, como es el sujeto activo (victimario) que serian los facilitadores y  los cómplices que suministraron todos los medios necesarios  para la perpetración del hecho punible.

El Tribunal Supremo de Justicia, en sentencia del 2009 ha manifestado la posibilidad de admitir la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Sin embargo, esta sentencia del Máximo Tribunal de la República, en la práctica forense le sería muy difícil aplicarla a los Tribunales Penales, por cuanto una persona jurídica (Caso de empresas) puedan llevar a cabo un secuestro, por lo cual serán sancionadas estas empresas con multas y también a sus representantes legales.

Sin duda, que esta situación jurídica que plantea la Ley, es un gran error de técnica jurídica.

Es importante señalar, que la doctrina define al cómplice, como aquel auxilio doloso de un crimen o delito imputable a otro, es una acción punible congruente con la investigación y divergente con la coautoría.

En este sentido, se infiere que estaríamos en presencia de un suministro doloso de la respectiva ayuda.

Por tal motivo, cualquier ayuda que sea prestada de manera dolosa al autor del delito de secuestro, es sencillamente complicidad.

Es indudable que cuando el mensajero actúa, para salvarle la vida al secuestrado, entonces se estaría amparando en la respectiva causa de justificación  de obediencia y legítima defensa, señalada en el artículo 65 del Código Penal, cuando esta norma jurídica expresa

“El que obra por la necesidad de salvar su vida o la de otro, de un peligro grave e inminente, al cual no haya dado voluntariamente causa y que no pueda evitar de otro modo”

Sin embargo, el Tribunal Supremo de Justicia, ha sentenciado que:

“Las personas jurídicas ostentan la capacidad de culpabilidad penal ( imputabilidad), puesto que la culpabilidad ya no se concibe como un juicio de reproche eminentemente personal, sino como un juicio que – en tanto función social-protege preventivamente los bienes jurídicos, siendo que la tutela penal abarca a todas las personas, ya sean estas naturales o jurídicas; aceptar lo contrario y aferrarse al principio tradicional societas delinquere non potest (las sociedades no pueden delinquir) implicaría- frente a novedosas formas de criminalidad- dotar de impunidad a los entes colectivos y convertirlos en gérmenes para la sociedad”.

Finalmente la norma jurídica que se ha venido comentando establece que cuando el cómplice informe oportunamente a la autoridad competente la realización de cualquiera de las actividades establecidas en la norma antes invocada, la pena le será rebaja en un tercio.

Sin embargo, la Ley no precisa de manera amplia y especifica su verdadero alcance y será la jurisprudencia la que vaya dando luces exactas sobre tal situación de incoherencia jurídica.

De los beneficios de la víctima y de sus familiares

En esta norma jurídica nos encontramos con varios elementos que son de vital importancia:

El Ministerio Público podrá ordenar a las autoridades competentes, por el tiempo que considere necesario y solo cuando prevalezcan circunstancias que permitan determinar:

La existencia de amenaza cierta de secuestro.

La protección personal a cualquier ciudadano.

Cuando circunstancias urgentes así lo exijan.

En este caso las autoridades competentes deberán brindar la protección personal establecida en esta norma jurídica, y comunicando al Ministerio Público dentro de las doce (12) horas siguientes a la protección realizada.

Es importante, resaltar los siguientes aspectos:

Esta norma jurídica, está establecida para aquellas personas que todavía no han sido víctimas de secuestros y no a quien ha sido víctima de este delito.

Que en tal caso, sería una potestad del Ministerio Público ordenar tal protección a la presunta víctima de secuestro.

Asimismo se establece que la autoridades policiales le podrán otorgan protección a estas presuntas víctimas en circunstancias urgentes y deberán comunicarlas dentro de las 12 horas siguientes al Ministerio Público.

Esta norma jurídica, tiene como finalidad la protección a potenciales víctimas, aunque llevarlas a cabo es un tanto difícil por las erogaciones que se deben desembolsar y el número de efectivos policiales que serian necesarios para llevar a cabo esta disposición legal.

Es importante, precisar que la Vindicta Pública podrá  ordenar tal asistencia  de protección a la presunta víctima, cuando de las investigaciones se pueda determinar que hay la potencial intención de los victimarios de llevar a cabo un secuestro contra determinada víctima.

Asistencia psicológica y psiquiátrica

Es norma jurídica, nos enseña varios elementos de gran importancia:

El secuestrado y sus familiares tienen derecho a la asistencia psicológica y psiquiátrica, durante y después del secuestro.

Por lo que el Estado promoverá el  desarrollo de programas de este tipo de asistencia, lo cual redundará en la recuperación integral de las personas involucradas.

La ley es muy específica, concreta y taxativa en que hay atención especial para los programas de niños, niñas y adolescentes.

Se incluyen al adulto mayor, personas con discapacidad física y mental.

Mujeres en estado de gravidez o personas que padezcan enfermedades que hayan sido víctimas del delito de secuestro.

Es necesario puntualizar que todas aquellas personas y sus familiares luego del secuestro quedan muy perturbadas emocionalmente y por ende requieren la asistencia de profesionales de la psicología y psiquiatría.

La Ley Adjetiva penal, señala que se considera víctima a la persona directamente ofendida por el delito.

El o la cónyuge o bien aquella persona con quien haga vida marital por más de dos años, hijo o hija, padres adoptivos, parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.

Al heredero, en los delitos cuyo resultado sea la incapacidad o la muerte de la víctima.

Los socios, accionistas respecto de los delitos que afectan  a una persona jurídica.

Las asociaciones y fundaciones en los delitos que afecten intereses colectivos o difusos, siempre que el objeto de la agrupación se vincule directamente con esos intereses y se hayan constituidos con anterioridad a la perpetración del delito.

Tus preguntas e inquietudes escríbelas en la sección de comentarios, aquí abajo, en la sección para ello, siempre procuro responder tan pronto como me es posible

Escrito enmarcado en las leyes venezolanas vigentes a la fecha de la publicación de este escrito, 08 de Enero de 2018, y aún lo están, si llega a cambiar la ley respecto a lo que plantea el texto haré la actualización del texto en su debido momento

También te invito, entre otros muchos de mis escritos, sobre:

 

 

6 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .