Robo y Hurto de Vehículos: recuperados

En el presente escrito trato sobre los vehículos recuperados, y también sobre lo que dice la Ley en Venezuela de esconder o adquirir vehículos provenientes del hurto y robo.

En la parte VII de esta serie de escritos te expliqué sobre lo que indica la ley en Venezuela respecto al delito de sustraer, cambiar o alterar placas y seriales en vehículos automotores

Respecto a recibir, esconder o adquirir un vehículo proveniente del hurto o robo

Quien teniendo conocimiento de que un vehículo automotor es proveniente de un hurto o robo, lo adquiere, recibe o esconda, sin haber tomado parte en el delito mismo ni como autor ni como cómplice, será castigado con pena de tres (3) a cinco (5) años de prisión.

Quien realizare cualquiera de las acciones prevista en esta norma de manera habitual, será castigado con prisión de cuatro (4) a seis 6 años.

En relación a esta norma jurídica es importante hacer el siguiente análisis:

El aprovechamiento de cosas provenientes del delito, que también se le conoce como receptación, se encuentra señalado en el Código Penal.

La receptación, va a lesionar la propiedad propiamente dicha, como el bien que jurídicamente está protegido, por lo tanto es un delito accesorio del delito principal.

Cuando se adquiere una cosa es comprarla, en cambio recibir, es aceptar aquella cosa que se le remite.

Esconder, es cuando una persona, saca de la vista pública a una cosa, para que no lo vean.

En esta norma jurídica existen varios elementos que son de gran importancia.

El aprovechamiento de cosas provenientes del delito, tiene la necesidad que antes se haya cometido el delito principal, tal como sería el caso de un hurto o robo del vehículo.

El sujeto activo puede ser cualquier persona y cuando no sean las personas que han participado en el delito principal como autores o cómplices, el sujeto pasivo será el mismo del delito principal.

Maggiore afirma que, el objeto jurídico, es la necesidad de impedir que ya agotado un delito, intervenga otra actividad delictuosa que se adhiera a la primera  para asegurarle al culpable un provecho ilícito.

Por lo que es doloso, ya que en el agente la conciencia y la voluntad de adquirir, recibir o esconder dinero o cosas provenientes del delito principal o de intervenir para que se adquieran, reciban o escondan, a fin de lograr un provecho.

Este delito se consuma con la adquisición, el recibo o la ocultación de cosas provenientes del delito o con la intervención para que se adquieran, reciban o escondan tales cosas. No requiere la obtención del provecho.

La tentativa, es posible cuando el sujeto obra por cuenta propia, ya que, entonces, es divisible el proceso ejecutivo del delito.

No es admisible, en cambio, si el agente actúa como intermediario, porque en cualquier acto de intromisión, el delito queda consumado.

La receptacion o el aprovechamiento de cosas del delito, de varias cosas que provengan del delito principal, si se realiza en el mismo contexto de acción, es una sola infracción. Si se comete mediante diversos actos, existe concurso material o real de delitos.

Y si hay unidad resolutoria, entonces la receptación es continuada.

Este delito es de acción pública.

La responsabilidad de este delito se agrava, cuando el mismo delito sea realizado de manera habitual por el autor en forma reiterativa o continuada.

Entrega de vehículos recuperados.

Los vehículos automotores objeto de robo o de hurto recuperados por cualquier autoridad de policía, deberán ser entregados de inmediato al CICPC, para su depósito,  previa notificación Ministerio Público.

El jefe de la delegación, deberá remitir en un lapso no mayor de ocho (8) horas al Ministerio Público, el listado completo de los vehículos recuperados por dicho cuerpo.

Los vehículos se entregarán al propietario por orden de Juez de Primera Instancia en Función de Control en lo Penal o del Ministerio Público, en cualquier estado del proceso, inclusive en estado de investigación, una vez que sea demostrado con documento, la propiedad del mismo.

Cuando se presentan varias personas  a reclamar la entrega del vehículo, el CICPC lo notificará al Ministerio Publico y en base a lo indicado en el Código Orgánico Procesal Penal soliciten al Juez de Control que fije la audiencia y allí se decidirá a quien devuelven el vehículo.

El Ministerio Público sancionará al Jefe de la delegación que no cumpla con sus deberes en relaciona al caso de no remitir el listado y la sanción puede ser de destitución.

¿Este escrito se parece a algo que estás viviendo o crees que puedas vivir? Te invito a dejar tus comentarios y con gusto te responderé tu caso específico.

Escrito y válido dentro de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela según el ordenamiento jurídico vigente a la fecha de este escrito (20 de Noviembre de 2017)

Si quieres leer entre muchos otros escritos que he publicado, también están en este Blog sobre:

 

 

  • También dediqué un escrito a La Experticia en Derecho Penal. En la sección acerca de mi podrás leer sobre mi trayectoria profesional

18 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .