Robo y Hurto de Vehículos: circunstancias agravantes

Trataré en este escrito las circunstancias agravantes en el robo y hurto de vehículos.

Previamente, en la parte V, traté sobre el robo de vehículos, delito que es cometido por medio de la violencia o a través de amenazas graves de daños inminentes

En este te explico acerca de las:

Circunstancias agravantes del robo de vehículos automotores

La pena a imponer por el robo de vehículo automotor será de nueve (9) a diecisiete (17) años de presidio si el hecho punible se cometiere:

Por medio de la amenaza a la vida.

Esgrimiendo como medio de amenaza cualquier tipo de arma capaz de atemorizar a la víctima, aun en el caso de que no siendo un arma, simule serla.

Por dos o más personas.

Por persona disfrazada, ilícitamente uniformada, usando indebidamente identificación falsa o habito religioso.

Por medio de ataque a la libertad individual, en cuyo caso se estimará siempre la existencia de un concurso real de delitos.

Valiéndose de la actividad realizada por menores de edad.

Aprovechando situaciones de calamidad, infortunio o peligro común.

Sobre vehículos automotores que estén destinados al transporte público, colectivo o de carga.

Sobre vehículo automotor que pertenezca a los cuerpos policiales de seguridad pública o sobre vehículos destinados al transporte de valores.

De noche o en lugar despoblado o solitario.

Mediante penetración o permanencia arbitraria, engañosa o clandestina en lugar habitado o en sus dependencias inmediatas, aunque allí no se encuentren sus moradores.

Aprovechándose de las condiciones de inferioridad física o indefensión de la víctima.

Solo haré mención al uso de armas, la simulación de las mismas, asimismo, como al concurso material o real de delitos

En cuanto al uso de armas, amenaza a la vida, a mano armada: la amenaza se establece cuando hay atentado a la libertad y seguridad de las personas.

Por lo tanto, la amenaza debe ser con armas obligatoriamente.

La intimidación con armas puede llevarse a cabo por dos o más personas, para que se materialice la figura del delito y que una sola de esas personas esta armada.

En sentencia de la Sala Penal de la extinta Corte Suprema de Justicia, se estableció una nueva jurisprudencia sobre facsímil de armas.

Indica la citada jurisprudencia que:

“… el Juez de la recurrida aceptó como hecho probado que el medio utilizado, para perpetrar el robo, fue un facsimil de pistola, que no es una pistola propiamente dicha. Para que el mentado delito se repute como agravado, es necesario que se cometia (sic) entre otros modos, por medio de amenaza a la vida, a mano armada; pues bien, no se amenaza la vida por cualquier medio, ha de ser de manera cierta, efectiva, que la amenaza ponga a la vida en cierto y evidente riesgo de ser lesionada y hasta de se extinguida, y esa situación se da con un arma que real y verdaderamente lo sea;  es decir, con un objeto o instrumento que por su naturaleza y destino, sea definido como arma; el que usada como tal, sea capaz de producirle lesión o muerte a la persona contra la cual se ha utilizado. Una pistola de juguete, un facsímil de pistola, no es idóneo ( por su naturaleza y destino) para producir “ amenaza a la vida” y por lo mismo no puede considerarse que una persona que lleve consigo un facsímil de pistola esté armada…”

Sin embargo, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia NO está de acuerdo con esta doctrina, señalando, que la razón de tal agravante es que si se asalta a mano armada se suprime o reduce considerablemente la resistencia de la víctima y sus pocas o muchas posibilidades a proceder en la defensa de sus bienes, con lo cual queda extinguida o al menos más indefenso el derecho de propiedad o valor convencional o emblemático protegido al incriminar el delito de robo.

Cuando el asaltante utiliza la pistola falsa, sabe que la víctima le será casi imposible descubrir que el arma pueda disparar.

Y por tanto verdadera o falsa, queda intacto el anonadamiento sufrido por su parte psicológica de la víctima.

El asaltante sabe, la forma como se afecta la víctima y puede ser sometida, en caso contrario no la utilizarían.

Determina la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia en su  sentencia que aun cuando el delincuente se haya valido de un arma falsa para amedrentar a la víctima al momento de cometer el delito, ello no le quita a ese hecho la gravedad que estable el Código Penal.

Hay que expresar lo que se interpreta como arma, son aquellos objetos que utilizados por un delincuente causa lesiones o muerte de las personas.

Aquí están incluidas todas las armas de fuego, tales como; pistolas, revólveres, fusiles, granadas, cuchillos, puñales, navajas de sus diferentes modelos, palos, cabillas, piedras, vidrios, machetes entre otros.

Los mismos sirven para causar daño a la victima que sea objeto de un robo a mano armada.

Estas armas utilizadas contra la victimas por el delincuente intimida a la victima quien se siente atemorizada, nerviosa, angustiada y en ocasiones puede sufrir desmayos o muerte por el susto que le causa la acción del victimario.

El delincuente autor de la comisión del hecho punible, a pesar que cargue un arma, es necesario que la muestre o use para intimidar a su víctima.

Concurso real de delitos: Definición

En cuanto al  concurso real de delitos, se debe expresar en su definición lo siguiente: El concurso material o real de delitos, es aquel que realiza un victimario al cometer diversos hechos delictivos independientes entre sí, que concretan diversas violaciones a la ley penal sin que en principio se haya producido entre tales hechos una sentencia de condena.

Hay una pluralidad de hechos y de delitos que se ponen a cargo de un solo sujeto que los ha cometido. Caso especifico que el delincuente haya cometidos varios robos, estafas, hurtos, lesiones. Pero que no haya sido condenado para que se configure el concurso material o real de delitos.

El Tribunal Supremo de Justicia, ha señalado que en el concurso materia o real de delitos, si las circunstancias de hecho así lo determinan, cuál sería el caso de quien roba, hurta, privando de libertad a la víctima, y una vez asegurado el apoderamiento, retiene el delincuente a otras víctimas que no se encantaraban al inicio de la ejecución del robo o del hurto, lo que el Juez deberá determinar motivadamente.

Tentativa de Robo

El que iniciare la discusión de un delito de robo de vehículo automotor, aun cuando no logre su consumación, será castigado con pena de seis (6)  a siete (7) años de presidio.

Antes fue analizado ampliamente la tentativa de robo. Por lo que se puede observar su estudio en escritos anteriores.

Continúa en la parte VII, en el cual te hablo sobre el delito de ilícitamente sustraer, cambiar o alterar las placas, serial de carrocería o de motor de vehículos automotores

Te invito a dejar tus comentarios aquí abajo en la sección de comentarios, te responderé con gusto.

Publicado el 06 de Noviembre de 2017 acorde a las leyes vigentes en Venezuela para ese momento y después, en caso de surgir un cambio en las leyes respecto a estas materias, haré la edición pertinente para actualizar el escrito

Entre diferentes escritos también están disponibles mis publicaciones sobre:

 

 

15 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .