Nulidad de la Parte In Fine del artículo 228 del Código Civil

Dedico este escrito, y otros dos, al análisis jurídico de la Nulidad de la Parte In Fine del artículo 228 del Código Civil.

Nulidad de la Parte In Fine del Artículo 228 del Código Civil por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia No 806 del 08 de julio del 2014 y publicada en Gaceta Oficial No 40.461 del 25 de julio del 2014  señaló que consta en autos que por sentencia No 1074 dictada por la Sala Constitucional fue declarada conforme a derecho la sentencia No 0148 dictada por la Sala de Casación Social el 04 de marzo del 2010 que declaró sin lugar el recurso de Casación interpuesto contra el fallo, que dictó el Juzgado Superior Civil, Mercantil, Transito, Bancario y Protección de Niños, Niñas y Adolescentes de la Circunscripción Judicial del Estado Apure el cual había confirmado la sentencia del Juez Unipersonal No 2 del Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del mismo Estado, en ejercicio del control difuso de la constitucionalidad, desaplicó el articuló 228 del Código Civil y declaró con  lugar la demanda de  inquisición de paternidad que había sido interpuesta por la madre de la menor de edad, contra Yolimar Alejandra Hernandez Diaz, desaplicación que atiende únicamente a los derechos que comprende el reconocimiento y no aquellos derechos patrimoniales que pudiera derivarse de aquel.

Del Proceso Originario

El 26 de febrero del 2003 la ciudadana Emilia Isabel Infante Rivas demandó la inquisición de paternidad de su menor hija, contra Yolimar Alejandra Hernandez Diaz, heredera universal de su padre Luis Alberto Hernandez Guerrero y el 18 de mayo del 2005 el Juzgado de Protección del Niño y el Adolescente de la Circunscripción Judicial del Estado Apure declaró con lugar la demanda previa la desaplicación por control difuso del articulo 228 del Código Civil y decidió en los siguientes términos:

“… Establece el articulo 228 del Código Civil Venezolano: “Las acciones de inquisición de paternidad y la maternidad son imprescindibles ( rectius: imprescritibles) frente al padre y la madre, pero la acción contra los herederos de padre o de la madre no podrán intentarse sino dentro de los cinco años(5) siguientes a su muerte”

Este articulo limita la acción a un plazo de caducidad de cinco (5) años para intentar la misma, en contra de los herederos.

La presente demanda es intentada en contra de la heredera (Yolimar Alejandra Hernandez Diaz) del Decujus (sic) Luis Alberto Hernandez Carrero por la presunta hija Patricia Isabel Infante Rivas, lo cual se ajusta a las previsiones del referido articulo (sic); no obstante el articulo 56 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, establece:

“Toda persona tiene Derecho a un nombre propio, al apellido del padre y de la madre, y a conocer la identidad de los mismos. El Estado garantizará el derecho a investigar la maternidad y paternidad.

Todas las personas tiene derecho a ser inscritas gratuitamente en el registro civil, después de su nacimiento a obtener documentos públicos que comprueben su identidad biológica con la Ley.

Estos no contendrán mención alguna que califique la filiación”

La sentencia indica que este articulo, le permite a toda persona tener derecho a un nombre propio, al apellido del padre y al de la madre y a conocer la identidad de los mismos, sin limites (sic) en el tiempo para que los interesados investiguen su maternidad o su paternidad con la garantía del Estado, sin límite en el tiempo, todo lo contrario a lo establecido en el articulo 228 del Código Civil.

Igualmente el articulo 78  de la Carta Magna establece que:

“Los Niños, Niñas y Adolescentes son sujetos plenos de derechos y estarán protegidos por la legislación, órganos y tribunales especializados, los cuales respetarán, garantizarán y desarrollarán los contenidos de esta Constitución, La Convención sobre los Derechos del Niño y demás tratados internacionales que en esta materia haya suscrito y ratificado la República (sic). El Estado, la familia y la sociedad asegurarán, con prioridad absoluta, protección integral, para la cual se tomará en cuenta su interés superior en las decisiones y acciones que les conciernan.

El Estado promoverá  su incorporación progresiva a la ciudadanía activa y creará un sistema rector nacional para la protección integral de niños, niñas y adolescentes”

Este interés Superior esta recogido en el articulo 3 de la Convención sobre los Derechos del Niño, convertido en Ley en nuestra República desde el año de 1990, el cual es el mismo recogido en el articulo 8 de la LOPNNA.

Ante esta situación, es evidente que se encuentra (sic) en contraposición dos normas vigentes, el articulo 228 del Código Civil y el 56 de la Carta Magna.

El primero limitado (sic) en el tiempo al derecho que tiene la demandante en esta causa para indagar e investigar su verdadera paternidad, tal como lo prevé (sic) los artículos 16 y 25  de la LOPNNA, es decir, a un nombre y una nacionalidad;  y al derecho de conocer a sus padres.

En consecuencia, por ser el articulo 56 de Rango Constitucional, necesariamente debe prevalecer este ultimo ante el articulo (sic) 228 del Código Civil y en virtud del articulo 334 de la Constitución en concordancia con el articulo 20 del Código de Procedimiento Civil que establece que cuando la Ley vigente (Articulo 228 del Código Civil) cuya aplicación se pida,  lo cual es el caso de autos, colidiere con alguna disposición Constitucional (Articulo (sic) 56 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ), los  jueces aplicarán esta con preferencia, en este sentido, este Tribunal en ejercicio del Control Difuso de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela , desaplica el articulo 228 del Código Civil y aplica en este caso concreto el articulo 56 de la Constitución el cual no limita en el tiempo la interposición de la presente demanda tomando en cuenta el interés superior del adolescente, cuyo interés superior se traduce en el derecho que tiene de establecer legalmente su filiación, es decir determinar ciertamente quien es su padre biológico, ya que este es un derecho inherente con la persona humana, es decir, ese derecho nace con la persona y puede estar limitado en el tiempo, y es por esta razón o motivo que  el articulo 56 Constitucional no establece limites para que los interesados puedan hacer valer sus derechos.

En consecuencia, al desaplicarse la referida Norma (Articulo (sic) 228 del Código Civil Venezolano ) y aplicando el articulo 56 Constitucional tiene plena vigencia la acción propuesta por la ciudadana Emilia Isabel Infante Rivas en su condición de madre y representante legal  de la adolescente  contra la ciudadana Yolimar Alejandra Hernandez Diaz, lo cual ha sido corroborado por la jurisprudencia de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia con ponencia del Magistrado Dr Juan Rafael Perdomo por argumento en contrario expuesto en la ultima (sic) parte de la motiva (pag 6 de 8); así como también en la Doctrina Patria ( segundo año de vigencia de la Lopnna, autor: Cristobal Cornieles y Maria Morais paginas (sic) 410 a 416, ambas inclusive. UCAB. Año 2000). Y así se decide…”

En fecha 24 de mayo del 2005 la parte demandada apeló contra este fallo, dicho recurso fue oído y se remitió el expediente al Juzgado Superior, el cual mediante acto decisorio el 25 de octubre del 2006, declaró sin lugar la apelación y confirmó el veredicto que dictó el a quo.

Sin embargo, el 07 de noviembre del 2006 la parte demandada anuncio recurso extraordinario de casación que fue admitido el 16 de ese mismo mes y año.

Continúa en la parte II en la cual abordo los derechos de la personalidad y sobre la decisión de la Sala de Casación Social del Tribunal Supremo de Justicia el 04 de Marzo de 2010

Escribe aquí abajo, en la sección de comentarios, tus preguntas e inquietudes, respondo siempre a la brevedad posible. También te invito a compartir este escrito entre aquellos a quienes pienses podría interesarle

Escrito y válido dentro de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela según el ordenamiento jurídico vigente a la fecha de este escrito (17 de Febrero de 2017)

Entre muchas otras de mis publicaciones, también están:

 

 

 

18 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .