Nacionalidad del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela: Derecho Internacional

En el presente, abordo la importancia del derecho internacional en la determinación de la nacionalidad del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Previamente en la parte II abordé la importancia del objeto de prueba en los procesos judiciales, sobre la prueba científica, la tacha de instrumentos públicos y las experticias

Aspectos Generales del Tribunal Supremo de Justicia para decidir sobre la Nacionalidad del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

La Sala Constitucional menciona los artículos 41 y 227 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y los artículos 32, 35, 39 y 40 de la Ley  sobre la Nacionalidad, pero NO entra en sus análisis  respectivo en cuanto a la partida de nacimiento del Presidente del República, el origen de sus padres y del territorio nacional o extraterritorial donde nació el accionante.

Este es precisamente el GRUESO fundamental de la controversia, el cual NO fue resuelto.

Se hace mención al artículo 20 de la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos que en nada contribuyen a la solución del problema de fondo, el cual es determinar la presunta nacionalidad del demandante.

La Sala Constitucional solo nombra los requisitos exigidos en el artículo 11 de la Ley  de  Nacionalidad, manifestando los documentos probatorios de la nacionalidad nombrando entre otros a la partida de nacimiento, pero sin llegar al análisis, técnico- jurídico de la veracidad de esa partida de nacimiento.

Limitándose a expresar que los documentos que recibió del CNE, Saime y un documento que se difundió en los medios de comunicación social, de la representación de Colombia en Venezuela, le otorgan las pruebas para considerarlas eficaces e indubitativas.

Este último documento no está apostillado por las autoridades competentes de Colombia por lo que NO debió ser tomado en cuenta en la decisión judicial por ser ilegal.

Las Constituciones de la República de Colombia de 1886 y 1991 y las Constituciones de la República Bolivariana de Venezuela de 1961 y 1999

Ambas Constituciones permiten la doble nacionalidad de sus nacionales, pero las anteriores Constituciones NO lo permitían.

En base a estas situaciones me permito expresar lo siguiente:

Supongamos que el ciudadano Presidente de la República haya nacido en territorio Colombiano, pero sus padres no procedieron a realizar todo lo necesario para llevar a cabo el acto administrativo correspondiente de llevarlo al registro del entonces niño ante las autoridades colombianas y lo trasladaron muy pequeño  a Venezuela y lo hayan registrado en el país.

De ser así el niño de entonces y ahora Presidente de la República es venezolano por nacimiento, ya que así está contemplado en el derecho internacional privado, ya que es hijo de padre venezolano, lo que hasta ahora no está en discusión.

Ahora hagamos la siguiente hipótesis, que el niño nació y fue registrado en los libros que lleva Colombia de sus nacionales y obtuvo una partida de nacimiento.

Posteriormente, fue traído el niño a Venezuela y se le registró en nuestro país en la jefatura Civil correspondiente.

Allí debe estar plasmado el No, la fecha, el tomo y la autoridad correspondiente que autorizó el registro y firmo la partida de nacimiento.

Sin embargo, el Presidente de la República señalo que nació en los Chaguaramos en Valle abajo y otras personas señalan que nació en el Valle y el  Tribunal Supremo de Justicia indica que fue registrado en la Jefatura de la Candelaria al igual que la Presidenta del CNE.

He aquí la confusión y contradicción del lugar exacto donde nació el demandante. No obstante, NO existe ningún documento oficial de la República de Colombia que indique QUE  nació en Colombia y haya remitido tales documentos.

Mientras esto NO suceda, NO se puede demostrar que nació en Colombia y por tanto tenga la doble nacionalidad.

Entonces nos queda determinar las controversias del lugar donde nació y fue presentado en Venezuela.

Esto debió ser resuelto por la Sala Constitucional y solo con su sentencia complicó aun más los acontecimientos y creo como es obvia la desconfianza a nivel nacional e internacional.

Importancia del Derecho Internacional Privado respecto a las Nacionalidades

Es una disciplina de orden jurídico, cuyo objeto es determinar cuál es la Ley que se debe regular o la jurisdicción a que debe someterse un supuesto de hecho de diferentes sistemas jurídicos simultáneamente jurídicos.

El derecho internacional privado presupone las materias relacionadas con la nacionalidad y la condición jurídica de los extranjeros ocupándose de fijar la eficacia extraterritorial de los actos y sentencias emanadas de la autoridad administrativa o judicial que corresponda a cada Estado.

Se pudo aplicar el artículo 8 del Código de Procedimiento Civil y sin embargo, de manera inaudita como sorprendente fue soslayado sin ningún tipo de fundamento.

El 23 de noviembre de 1962 cuando nació el Presidente de la República, el Derecho Internacional Privado para resolver lo concerniente a la nacionalidad, habla del Jus Sanguini y el Jus Soli.

Jus Sanguini

El Jus Sanguini, son aquellas personas nacidas en el territorio extranjero de padres venezolanos, es venezolano por nacimiento por la sangre de sus padres y de la nacionalidad del país donde nació.

Jus Solis

El Jus Soli,  son las personas nacidas en territorio  extranjero de padres venezolanos por nacimiento, será nacional legítimamente por haber nacido  en ese país extranjero.

Sea el caso que supuestamente el Presidente de la República sea hijo de madre Colombiana y de padre venezolano será venezolano por nacimiento por ser hijo de padre venezolano y ser legítimamente colombiano por ser hijo de madre colombiana.

La Sala Constitucional en ningún momento hizo referencia al Jus Sanguini ni al Jus Soli.

Omisión de la Sala Constitucional

Sin embargo, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia OMITIÓ mencionar las personas venezolanas nacidas extraterritorialmente de padres padre venezolano y de madre colombiana, lo cual está bien definido en el derecho internacional privado y que en nada afecta al Presidente de la República en caso de no haber sido registrado en Colombia, ya que la nacionalidad colombiana no se adquiere automáticamente.

Pero en el supuesto caso que haya sido registrado en Colombia, adquiere por derecho la nacionalidad colombiana y que solo debía renunciar a esa nacionalidad para ejercer la Presidencia de la República.

Pero lo complejo y difícil no aclarado por la Sala Constitucional, es donde exactamente nació en Venezuela y donde fue presentado por sus padres o alguno de sus padres.

La nacionalidad de acuerdo a las constituciones venezolanas de 1961 y 1999

La doble nacionalidad venezolana, no estaba contemplada en la Constitución de la República de Venezuela DE 1961, pero si la admite la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.

Artículos 41 y 227 de la Constitución

Los artículos 41 y 227 Constitucional, señalan que para ejercer el cargo de Presidente de la República se requiere ser venezolano por nacimiento sin otra nacionalidad

Sobre  el particular, ninguno de los dos artículos menciona que si el aspirante a desempeñar el cargo de la Presidencia de la República, tiene doble nacionalidad, debe renunciar a la extraterritorial, solo manifiesta que debe ser venezolano por nacimiento sin otra nacionalidad, para poder desempeñar el cargo antes mencionado, por cuanto me estoy limitando a expresar lo que dice la letra del  Texto Constitucional.

Artículo 34 de la Constitución

El artículo 34 Constitucional señala que la nacionalidad venezolana NO se pierde al optar o adquirir otra nacionalidad, lo cual tiene coincidencia con  el artículo 39 de la Constitución de 1961.

Artículo 37 de la Constitución

Pero el artículo 37 de la Constitución de 1999 en concordancia con el articulo 33  numeral 1 de la misma Constitución indica que el Estado proveerá la celebración de tratados internacionales en materia de nacionalidad, especialmente con los Estados fronterizos.

Artículo 32 de la Constitución

El articulo 32 numerales 1, 2, 3 señalan que son venezolanos por nacimiento las personas nacidas en el territorio de la República, que es el Jus Soli Absoluto.

Las personas nacida en territorio extranjero, hijo  de padre venezolano por nacimiento y madre venezolana por nacimiento, es el Jus Sanguini Absoluto.

Las personas nacidas en territorio extranjero, hijo de padres venezolanos por nacimiento, siempre que establezca su residencia en el territorio de la República o declare su voluntad de acogerse a la nacionalidad venezolana, es decir, el Jus Sanguini Relativo.

Artículo 40 de la Constitución

El artículo 40 Constitucional de 1999 establece al igual que la Constitución de 1961 que los derechos políticos son privativos de los venezolanos, a excepción de lo indicado en la propia Carta Magna de 1999 y gozarán de los mismos derechos los venezolanos por nacimiento y los de naturalización que hubieren ingresado al país antes de cumplir los siete (7) años de edad y haber residido en el permanentemente hasta cumplir la mayoría de edad, lo cual concuerda con el artículo 45 de la Constitución de 1961.

Se debe resaltar que cuando nació el Presidente de la República NO estaban  en vigor la Constitución de 1999 y la Ley actual de Nacionalidad Y Ciudadanía.

Asimismo, las exigencias de las Jefaturas Civiles no eran tan rigurosas como las normas jurídicas actuales  que se deben cumplir tanto para registrar a las personas como para obtener su cédula de identidad.

Anteriormente,  los niños nacían asistiendo a la madre en sus casas por lo que se conocía en esa época, como comadronas y generalmente los niños eran presentados por su madre que a veces no indicaban el nombre del padre.

Sin embargo, en los libros donde se registraban su nacimiento para obtener la partida de nacimiento tenía y tiene el No, folio, tomo, fecha y el funcionario público que lo autorizaba.

El Tribunal Supremo de Justicia, hace mención a varios documentos de Colombia entre ellos al Consejo de Estado en Sala de Consulta y Servicio Civil en relación a las Constituciones de Colombia de 1886 y 1991, pero sin entrar en el problema de fondo que es la partida de nacimiento y el lugar donde nació del Presidente de la República, indicando que Colombia respondió que NO tiene partida de nacimiento de ese país y no aparecen registros de su nacionalidad, pero los documentos no están apostillados, por tanto son ilegales y sin ningún efecto jurídico.

Decisión de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia sobre la Nacionalidad del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Que el Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela Nicolás Maduro Moros es en efecto ciudadano venezolano por nacimiento, que no posee otra nacionalidad de acuerdo a los documentos suministrados por el Consejo Nacional Electoral y el SAIME, los cuales acreditan que el prenombrado Jefe de Estado, nació en la ciudad de Caracas, para ese entones Departamento Libertador del Distrito Capital, Parroquia La Candelaria, el 23 de noviembre de 1962 y cumple con los requisitos de los artículos 41 y 227 Constitucionales.

La Sala Constitucional entra en ultrapetita, cuando se pronunció sobre asunto que no le fue exigido, cuando decide que el ciudadano Presidente de la República puede ejercer las acciones legales que correspondan en ejercicio de los derechos, deberes, principios y normas previstas en el ordenamiento jurídico, para hacer valer la responsabilidad constitucional, penal, civil y administrativa por los temerarios hechos señalados en la presente sentencia, junto a las declaratorias correspondientes.

Del Estudio anterior se desprenden las siguientes reflexiones

Que el ciudadano Presidente de la República en su escrito señala que es asistido por el  abogado Elvis Hidrobo Amoroso Director General de Consultoría Jurídica donde solicita en su acción innominada  del Ministerio del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión.

En ningún momento se manifiesta que se realizó la acción antes referida mediante poder autenticado de la Notaria Pública correspondiente.

De ser así, obviamente el ciudadano Presidente de la República al ser asistido sin poder autenticado, debió trasladarse al Tribunal Supremo de Justicia para firmar en presencia del funcionario receptor y estampar sus huellas dactilares en la acción demandada.

En caso de NO haberse trasladado, la representación del citado abogado es nula por no tener cualidad jurídica y lo actuado es NULO, de conformidad con la Jurisprudencia  Doctrinal de la Sala Constitucional del Máximo Tribunal de la Republica.

En su escrito el accionante  pregunto si durante la vigencia de la Constitución de 1961 se podía tener otra nacionalidad.

Asimismo, pregunta si antes de la Constitución de 1999 se podía tener otra nacionalidad, además de la venezolana por nacimiento.

Es importante resaltar la preocupación del accionante para saber si en las Constituciones de 1961 y 1999 se podía tener otra nacionalidad.

Más adelante en su escrito señaló que se dilucidarán las demás interrogantes en la presente acción de control de la constitucionalidad, a los fines de aclarar su contenido y alcance de tales normas, para aplicar y proteger el Texto Constitucional frente a las graves distorsiones hermenéuticas y éticas que se han planteado en los medios de comunicación

El accionante indica que se debe  aplicar y proteger la Constitución.

Debo expresar que  esta Carta Magna se debe aplicar, pero no proteger ya que todos estamos subsumidos a sus diferentes normas.

Señala también,  en relación de las distorsiones hermenéuticas.

Es obvio que la hermenéutica es  la aplicación exacta de todo el ordenamiento jurídico vigente.

En su escrito el accionante no hace alusión a su partida de nacimiento, a la identificación  y origen de sus padres, cuyos datos filiatorios eran y son de gran importancia para llegar al fondo de la controversia.

El Tribunal Supremo de Justicia hace mención para tomar su decisión en documentos no oficiales, como los dirigidos por el Presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup a las autoridades Colombianas y las recibas por este, de autoridades colombianas, pero sin ningún tipo de apostillamiento, lo cual es ineficaz, ilegitimo, ilegal y sin ningún efecto jurídico.

Que esta acción innominada, debió ser sometida a prueba por la Sala Constitucional, por lo que se debió publicar al admitirse la misma para que todos los terceros interesados acudieran a lo que debió ser una controversia para que todos promovieran sus respectivas pruebas y los Magistrados en su ánimo  con los elementos probatorios determinarán conforme a derecho en aplicación hermenéutica de la Constitución y la Ley.

Además, cada uno de  los terceros interesados tenían la oportunidad como el accionante de tachar el juicio cualquier documento tal como lo señala el Código Civil y el Código de Procedimiento Civil.

El Tribunal Supremo de Justicia, hace mención a las Constituciones de Colombia y Venezuela, así como jurisprudencias de Colombia pero sin ningún análisis de fondo para resolver la acción intentada.

Se tocó lo relativo a la doble nacionalidad, pero fue tan superficial que en nada ha contribuido a despejar las confusiones o dudas.

El punto central como es  si el accionante nació o no en Colombia, su partida de nacimiento y la doble nacionalidad quedaron aún más complicadas, por cuanto se omitió la nacionalidad de sus padres.

La Sala Constitucional en su sentencia no recurrió a lo establecido en el Derecho Internacional Privado, como es el JUS  Soli Absoluto, Jus Soli Sanguini Absoluto y el Jus Soli Sanguini Relativo.

Puedo interpretar que la Sala Constitucional, NO llamo a terceros interesados para que no tuvieran acceso al expediente.

La Sala Constitucional, OMITIÓ remitirle la sentencia 907/2016 al Presidente de la Asamblea Nacional, por lo que debo entender que es para no le exigiera revisar y solicitar copia de expediente.

Que en el supuesto caso que el accionante hubiera nacido en Colombia y de madre colombiana, esto no lo acreditaba como colombiano, si los padres no solicitaron el trámite correspondiente para registrarlo como de origen colombiano.

Que la gran complicación, se ha presentado por el  accionante reiteradamente ha manifestado que nació en los Chaguaramos en Valle Abajo y otras personas han manifestado incluidos de su propio partido que nació en el Valle y la Candelaria.

Que Sala Constitucional, para dictar su sentencia la sustento en documentos remitidos por el Saime que no fueron analizados por expertos para comprobar si toda la información que allí aparece es cierta, ya que se pudo llamar a declarar a las otras personas que aparecen en esa tarjeta de identificación.

Que los expertos examinaran, las letras, tintas, huellas dactilares y todo lo necesario para comprobar la veracidad de la información.

Que la Sala Constitucional, también sustento su sentencia en la documentación enviada por el CNE, cuando debió solicitarla en la Parroquia La Candelaria donde dice que nació el accionante, para que los expertos revisaran el papel, tinta, huellas dactilares, nacionalidad de sus padres, lugar donde nacieron, y también todo lo necesario como el No, fecha, tomo, folio y la autoridad que inserta la partida de nacimiento, para que cualquier persona pueda tener acceso a la misma, por cuanto es un documento público.

Que en su sentencia, la Sala Constitucional se extralimitó en sus atribuciones y en lo indicado en el ordenamiento jurídico, al manifestar que el accionante podía proceder legalmente  desde el punto de vista constitucional, penal, civil y administrativo, en cuanto a sus derechos, deberes, principios y normas respectivas.

Que como sustento de la documentación enviadas por CNE,  SAIME y documentos remitidos y recibidos  desde Colombia sin apostillar (ilegal) por Colombia al Presidente de la Asamblea Nacional, decidió que el Presidente de la Republica, es ciudadano venezolano por nacimiento y que no posee otra nacionalidad.

Continua en la parte IV, en la cual ofrezco mi valoración de la sentencia No 907/2016 del 28 de Octubre de 2016 de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia y sobre el libelo de la acción innominada en los alegatos

Escribe, tus inquietudes, preguntas, comentarios y opiniones sobre este tema aquí abajo en la sección de comentarios

Escrito y válido dentro de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela según el ordenamiento jurídico vigente a la fecha de este escrito (02 de Noviembre de 2016)

Entre otros escritos, también he publicado sobre:

 

 

 

20 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .