La Inmunidad Parlamentaria

Trataré en el presente escrito a la Inmunidad Parlamentaria de acuerdo a los lineamientos de la Ley en Venezuela.

La Inmunidad Parlamentaria en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

En este escrito se analizan  las diferentes normas constitucionales y  las doctrinas  de la Sala Constitucional del  Tribunal Supremo de Justicia.

Inmunidad Parlamentaria: Definición

Son los derechos, prerrogativas e inmunidades que el derecho constitucional reconoce al parlamento con el fin de preservar la libre expresión de su voluntad y va a facilitar el cumplimiento de sus deberes.

Por tanto, los diputados de la Asamblea Nacional, su inmunidad parlamentaria es funcional y no personal, es decir que protege al parlamentario en la función que ejerce por el mandato dado por sus electores y no al Diputado como sujeto de acuerdo a lo establecido por la doctrina.

En este sentido, los diputados de la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad parlamentaria en el ejercicio de sus funciones desde su proclamación hasta la conclusión de su mandato o la renuncia del mismo.

Ahora bien, la norma constitucional menciona los presuntos delitos en que se pueda ver involucrado algún diputado de la Asamblea Nacional o alguno de sus integrantes y que conocerá de manera privativa el Tribunal Supremo de Justicia, única autoridad que podrá ordenar, previa autorización de la Asamblea Nacional, su detención y continuar su enjuiciamiento.

De igual forma la norma constitucional nos indica que en caso de delitos flagrantes que cometa un parlamentario la autoridad competente lo pondrá bajo custodia en su residencia y lo comunicará de manera inmediata las circunstancias del hecho al Tribunal Supremo de Justicia.

De acuerdo a lo señalado por la norma constitucional los presuntos delitos que cometan los integrantes de la Asamblea Nacional serán conocidos de manera exclusiva por el Máximo Tribunal de la República.

De lo anterior el constituyente de manera precisa, clara, concreta, coherente y taxativa expresó lo siguiente:

Los diputados de la Asamblea Nacional gozarán de inmunidad parlamentaria en el ejercicio de sus funciones desde la proclamación hasta la conclusión de su mandato o renuncia del mismo.

De los presuntos delitos que cometan los integrantes de la Asamblea Nacional conocerá de manera privativa el Tribunal Supremo de Justicia, única autoridad que podrá ordenar previa autorización de la Asamblea Nacional su detención y enjuiciamiento.

En delitos flagrantes cometidos por un parlamentario, la autoridad competente lo pondrá bajo custodia en su residencia y comunicara el hecho al Tribunal Supremo de Justicia.

Los funcionarios públicos que violen la inmunidad de los integrantes de la Asamblea Nacional, incurrirán en responsabilidad penal y serán castigados conforme a la ley.

Como podrán observar, la Carta Magna en muy clara y precisa en relación a la inmunidad parlamentaria de los diputados de la Asamblea Nacional.

Debo señalar, que la inmunidad parlamentaria también la gozarán los diputados suplentes desde su proclamación.

Solo con la previa aprobación de la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia podrá  detener y enjuiciar a un diputado.

Es muy importante señalar que la inmunidad parlamentaria tiene como fin proteger al diputado contra aquellas acusaciones sin fundamentos y que lleven consigo el tenerlo bajo intimidación o arrestos que no tengan ninguna justificación que  interfieran en el desempeño de sus funciones como diputado de la República.

En caso de estar incurso en la comisión de un hecho punible será la Asamblea Nacional que acuerde el allanamiento de su inmunidad parlamentaria.

Pero también es necesario manifestar que en caso de estar el diputado incurso en la comisión de un delito de manera flagrante, la inmunidad parlamentaria no surte ningún efecto o cuando ese diputado renuncie a su inmunidad parlamentaria.

Sin embargo, en este caso especifico el diputado será puesto en libertad de manera inmediata cuando la Asamblea Nacional  lo decida en debido momento.

De acuerdo a la norma constitucional y del Reglamento Interior y de Debates se precisa que  que al recibir el Máximo Tribunal de la República la debida autorización, se nombrará la comisión especial  que estudiará el caso y debe presentar a la plenaria dentro de los treinta días siguientes a su constitución el respectivo informe que debe incluir la proposición sobre la procedencia o no de la autorización solicitada.

Obviamente el diputado que se encuentre incurso en esta situación de la comisión de un hecho punible, a quien se le garantizará  el derecho al debido proceso y al derecho a la defensa.

Debo señalar  que la inmunidad parlamentaria en ningún caso es un privilegio personal y la inmunidad parlamentaria tiene como objetivo el desempeño de la función  que ejerce por mandato de los electores que lo eligieron.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela,  establece de manera precisa y concreta que los diputados de la Asamblea Nacional, NO son responsables por los votos y opiniones emitidos en el ejercicio de sus funciones y solo responderán ante los electores y al cuerpo legislativo.

Es indudable que el principal objetivo  de esta situación en darle la seguridad jurídica de no ser perseguido por motivos políticos y que le vayan a impedir cumplir con su trabajo en el ejercicio de sus funciones, por lo que el diputado queda liberado de sus opiniones cuando ejerza sus funciones.

Esto tiene su fundamento, en que las irresponsabilidades parlamentarias cuando esté en pleno ejercicio de sus funciones, tiene plena justificación, por cuanto la libertad de palabra o sus discursos muchas veces encendidos y en los cuales realiza intervenciones muy duras contra algún planteamiento que este en plena discusión dentro del hemiciclo donde se haga referencia a otros diputados de partidos políticos distintos.

El parlamento es un órgano estrictamente deliberativo y siempre va a necesitar la discusión parlamentaria en cuanto a su voluntad político partidista.

También es necesario resaltar que la norma constitucional manifiesta que existe una limitación material del privilegio de los diputados  en la emisión de sus opiniones, por cuanto esto cubre aquellos actos de su función parlamentaria, sin embargo no lo protege contra aquellos actos que estén al margen de sus funciones como diputado.

Aquí están excluidas las manifestaciones que hagan los diputados de manera privada y aquellos discursos al margen de su condición oficial.

Asimismo, la doctrina ha señalado que el diputado no esta amparado de la inmunidad parlamentaria, cuando realiza aquellos actos como una actividad pública, pero que no estén relacionadas con el ejercicio  sus funciones de su mandato popular.

De igual forma cuando el diputado este dando discursos que no sean de sus función especifica como parlamentario y lo haga como una actividad de hombre público.

No obstante tal situación, debe  ser analizado con mucha prudencia, ya que en Venezuela los parlamentarios fuera de la Asamblea Nacional realizan intervenciones en muchas ocasiones delicadas que están excluidas como diputados en el ejercicio de funciones.

Por tanto, podemos observar diariamente intervenciones públicas de los diputados que podrían ser objeto de investigaciones  por parte la misma Asamblea  Nacional, por lo que estaríamos en presencia  una línea muy delgada que pudiera ser objeto de represalias innecesarias contra cualquier diputado de la Asamblea Nacional.

Lo cierto, es que el constituyente fue muy preciso al señalar la forma como debe ser allanada la inmunidad parlamentaria, ya que esta inmunidad lo protege contra las detenciones arbitrarias de la autoridad, ya que ese privilegio es de carácter permanente y siempre lo lleva el diputado las 24 horas del día desde su proclamación por el Consejo Nacional Electoral hasta su  conclusión de su mandato o renuncia al ejercicio de sus funciones como diputado.

La doctrina manifiesta que lo indicado por un diputado en la cámara de diputados, en los pasillos, declaración a los medios de comunicación social, entre otras tampoco están protegidas por la inmunidad parlamentaria, por lo que el diputado podría ser enjuiciado por el delito que haya cometido ofendiendo a otros diputados, pero primero la Asamblea Nacional le allanaría su inmunidad parlamentaria.

Reitero que esto en sumamente frágil, por cuanto en nuestro parlamento como en otros parlamentos del mundo las ofensas, insultos, agresiones físicas o verbales y acusaciones siempre se producen; y cada vez que la Asamblea Nacional fija sus respectivas agendas habrá argumentos de ambas partes muy duros en la defensa de sus planteamientos.

La  Asamblea Nacional constituyente, en su  decreto de  la exposición de motivos de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en su Titulo V de la Organización del Poder Público Nacional correspondiente al Capitulo I del Poder Legislativo Nacional señaló que la representación parlamentaria reviste un doble carácter.

El diputado, es representante de la entidad federal  y representante popular, en el sentido que los diputados son representantes del pueblo y de los Estados en su conjunto.

Asimismo, afirma que se consagra la inmunidad parlamentaria como una garantía del ejercicio autónomo de las funciones legislativas respecto de los otros poderes y como garantía para el mejor y efectivo cumplimiento de la función parlamentaria.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, señala las competencias de la Asamblea Nacional, indicando  24 competencias entre las cuales podemos puntualizar:

  • Legislar en las materias de la competencia nacional y sobre el funcionamiento de las ramas del Poder Nacional,

 

  • Iniciativas de la reforma constitucional, control político del gobierno y de la administración pública,

 

  • Participación ciudadana, amnistías, presupuestos, régimen tributario, y de crédito publico,

 

  • Plan de desarrollo económico y social de la nación que serán presentadas por el ejecutivo nacional,

 

  • Autorización de contratos de interés nacional,

 

  • Votos de censura, autorización para misiones militares, autorizaciones para enajenaciones de bienes, autorización para honores a funcionarios,

 

 

  • Autorización para que el presidente se ausente por mas de 5 días del territorio nacional,

 

  • aprobación de tratados entre otros.

 

Ante esta situación, preocupa; por cuanto la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia cuyas decisiones son vinculantes para todos los Tribunales de la República incluida la Sala Plena de ese Máximo Tribunal.

En sentencia de fecha 02 de septiembre del 2016 se destacó, que resultan inconstitucionales y absolutamente nulos y carentes de toda eficacia jurídica los actos del parlamento mientras se mantenga el desacato a la Sala Electoral del Tribunal Supremo de Justicia.

Esta sentencia se refiere a la incorporación de los diputados de Amazonas a la Asamblea Nacional.

Lo delicado de esta  sentencia,  es que la misma no tiene ningún tipo de recurso, por lo que la actividad parlamentaria de la Asamblea Nacional queda en una situación muy vulnerable, por la delicadas funciones que la misma debe cumplir por mandato de las normas constitucionales.

Con esta sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, la Asamblea Nacional queda absolutamente inhabilitada en el ejercicio de sus funciones y lo insólito es que se haya soslayado la decisión del pueblo  como poder constituyente originario, quienes eligieron a todos los diputados.

Y  este poder constituyente originario esta por encima del poder constituido.

Por tanto cualquier acto que la Asamblea Nacional realice en el ejercicio de sus funciones será nula y carentes de toda vigencia y eficacia jurídica hasta tanto se mantenga el desacato a la Sala electoral, de acuerdo a la sentencia de la Sala Constitucional.

La declaratoria del estado de excepción NO interrumpe el funcionamiento del Poder Publico.

En este sentido, el Poder Legislativo lo ejerce solo la Asamblea Nacional, por lo que la inmunidad parlamentaria esta consagrada como una garantía de todo ejercicio autónomo en las funciones legislativas, en relación a los otros poderes, lo cual le va a garantizar al parlamento el cumplimiento efectivo de sus funciones.

De acuerdo a los fundamentos constitucionales y las diferentes doctrinas en relación a la materia, será necesario que bajo la óptica de realizar la representación del pueblo a través de todos los diputados de la Asamblea Nacional y en vista que la sentencia de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la Directiva de la Asamblea Nacional o por iniciativa voluntaria de los diputados del Estado Amazonas, sean  desincorporados para que la Asamblea Nacional cumpla sus funciones y de esta manera NO se interrumpan las diferentes funciones del ejercicio autónomo del parlamento venezolano.

Por cuanto, la norma constitucional, señala que  los diputados son representantes del pueblo y de los Estados en su conjunto, por lo que no están sujetos a mandatos ni instrucciones, sino solo a su conciencia, por lo que su voto en la Asamblea Nacional es estrictamente personal.

En caso que los diputados del Estado Amazonas NO se desincorporen voluntariamente del ejercicio de sus funciones en la Asamblea Nacional o la Directiva los desincorporen, todos los Estados de Venezuela quedarían sin representación en el parlamento, ya que  cualquier actividad que realicen en  función en su  ejercicio autónomo como legisladores, se considerará nula y carente de toda vigencia y eficacia jurídica, de acuerdo a la sentencia de la Sala Constitucional.

Escribe, tus inquietudes, preguntas, comentarios y opiniones sobre este tema aquí abajo en la sección de comentarios, respondo siempre a la brevedad posible

Escrito y válido dentro de las leyes de la República Bolivariana de Venezuela según el ordenamiento jurídico vigente a la fecha de este escrito (06 de Septiembre de 2016)

También he publicado, entre muchos otros distintos temas, sobre:

 

 

 

33 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jorge Silva dice:

    ¿Priva la inmunidad parlamentaria para delitos o acusaciones previas a la elección del diputado?

    Me gusta

    1. Hola Jorge,

      Los requisitos de acuerdo a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, para ser elegido Diputado son tres, y en ninguno de estos se habla en relación al caso que tu planteas.

      Sin embargo, con la Constitución de 1961,cuando una persona era elegida como Diputado, de manera inmediata se le extendía su boleta de excarcelación y comenzaba a ejercer sus funciones como Diputado y por supuesto quedaba protegido por la inmunidad parlamentaria.

      Con la Constitución de 1999, la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia manifestó que esta prerrogativa solamente la tenía el Diputado en el ejercicio de sus funciones, pero que cuando estuviere involucrado antes de ser elegido como Diputado en la comisión de un hecho punible, y estuviere encarcelado, el TSJ indicó que ese diputado no debía ejercer sus funciones como Diputado.

      Sin embargo, a pesar de esta sentencia de la Sala Penal del TSJ, hubo un Diputado de la Oposición que estaba encarcelado y donde se le involucraba en la comisión de un hecho punible, quien de manera inmediata NO fue excarcelado para desempeñar sus funciones de Diputado, pero tiempo después esa persona recobró su libertad y se incorporó a la Asamblea Nacional para el pleno ejercicio de sus funciones como Diputado.

      Debo advertirte, que en ambos casos, por doctrinas del TSJ, y por estar revestido decisiones políticas se tomaron en cuenta para que esa persona ejerciera sus funciones de Diputado

      Pero también debo reiterarte como lo indico en este artículo sobre la inmunidad parlamentaria, que existe una doble condición del Diputado, ya que se le da protección en el ejercicio de sus funciones, pero como persona o sujeto no está exento de responsabilidad penal en caso que en la comisión del hecho punible se le pueda demostrar que existan evidencias suficientes para ello.

      Sin embargo, debe estar previamente AUTORIZADO el allanamiento de la inmunidad parlamentaria por la Asamblea Nacional, y solo de manera privativa le corresponde conocer del caso al Tribunal Supremo de Justicia

      De igual forma, cuando un Diputado en un momento determinado un organismo policial lo captura de manera flagrante en la comisión de un hecho punible, lo debe conducir a su residencia y notificar de manera inmediata al TSJ, pero en caso de que la Asamblea Nacional ordene su libertad se le tiene que conceder de manera inmediata

      En todo caso para la detención y enjuiciamiento de un Diputado por el TSJ debe ser autorizado previamente por la Asamblea Nacional

      Le gusta a 1 persona

  2. Luis dice:

    Excelente Análisis Colega, muy objetivo, como debe ser. Estoy de acuerdo y comparto sus criterios.

    Me gusta

    1. Gracias colega, me alegra que te haya gustado mi escrito y siempre dispuesto a intercambiar opiniones jurídicas

      Me gusta

  3. Que, articulo de la Constitución Venezolana dispone la Inmunidad Parlamentaria ??

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .